4 tipos de contratos de trabajo que debes conocer

tipos de contratos

4 tipos de contratos de trabajo que debes conocer

Siendo autónomo puedes darte de alta como empresario en la Seguridad Social con la presentación del modelo TA.6, lo que te convierte en empleador y eso significa que puedes contratar a trabajadores.
Os contamos qué tipos de contratos de trabajo existen para que en caso de querer tener personal en nómina sepáis cuál os conviene en cada caso.

Tipos de contratos de trabajo

Existen 42 tipos de contratos que están recogidos en cuatro tipos de modelos o formularios de contrato de trabajo que son: indefinido, temporal, contrato en prácticas y contrato para la formación y el aprendizaje.
Os los explicamos todos a continuación

Contratos Indefinidos

Son aquellos contratos de trabajo en los que no se establece límites de tiempo en la prestación de los servicios, en cuanto a la duración del contrato. Son adecuados para ofrecer estabilidad, compromiso y buenas condiciones laborales a los trabajadores y, además, son los más deseados por los trabajadores.

La formalización de este tipo de contrato puede ser verbal o escrita, salvo los acogidos al programa publico de fomento de contratación indefinida, discapacitados u otros que estipulen la obligación de formalizarse por escrito. En cualquier caso, las partes podrán exigir que el contrato se formalice por escrito incluso durante el transcurso de la relación laboral.

Puedes consultar aquí todas las tipologías de contrato indefinido

Contratos Temporales

El contrato temporal es aquel que tiene por objeto establecer una relación laboral entre empresario y trabajador por un tiempo determinado. Puede ser a jornada parcial o completa y casi siempre deberá formalizarse por escrito.

Los contratos temporales, son los más adecuados si necesitas incorporar a un trabajador para una actividad concreta.

La formalización de este contrato puede ser verbal o escrita, salvo en la contratación con un trabajador discapacitado que deberá ser siempre por escrito. En cualquier caso, las partes podrán exigir que el contrato se formalice por escrito.

¡Consulta aquí qué contratos de trabajo temporal existen!

Contrato para la formación y el aprendizaje

Este tipo de contrato tiene como objetivo la calificación profesional del empleado para desempeñar una profesión.

La formalización de este contrato se realiza por escrito haciendo constar expresamente su contenido. Sus características son:

  • Para jóvenes menos de 25 años (o menos res 30 si la tasa de desempleo es superior al 15%) que carezcan de la calificación superior para el puesto o categoría a desempeñar
  • Duración mínima de 1 año y máxima de 3 años
  • Requiere dedicar a formación el 25% del tiempo en el primer año y el 15% en el segundo
  • Retribución pactada según convenio colectivo y nunca inferior al salario mínimo
  • Bonificaciones en la cuota empresarial a la Seguridad Social
  • Bonificaciones en la cuota de los trabajadores a la seguridad social
  • Incentivos a la transformación a indefinidos

Conoce todas bonificaciones y especificidades aquí 

Contrato en prácticas

Con este contrato se busca facilitar práctica profesional que se adecue a su nivel de estudios a los trabajadores. Su formalización deberá constar por escrito haciendo constar expresamente la titulación del trabajador, la duración del contrato y el puesto de trabajo a desempeñar durante las prácticas. Tiene las siguientes características

  • Los trabajadores deberán tener una licenciatura, diplomatura universitaria, técnico o técnico superior de formación profesional o equivalentes, finalizada en los últimos 5 años
  • La duración puede ser de 6 meses a 2 años
  • Puede ser a jornada parcial o completa
  • La retribución mínima será la pactada en convenio colectivo y en su defecto por el 60 o 75% del salario para cualquier persona que estuviera en su puesto
  • El periodo de prueba será el que marque el convenio colectivo y no puede ser superior a 1 mes en titulados de grado medio ni de 2 meses en titulados de grado superior

Descubre otros tipos de contratos en prácticas aquí .

 

Ahora ya sabes de qué maneras puedes tener trabajadores a tu cargo. Elige el que más se adapte a tus necesidades y ¡listo!

No Comments

Post A Comment