Cómo crear un perfil profesional de autónomo en LinkedIn

Cómo crear un perfil profesional de autónomo en LinkedIn

Índice de la Guía

1. Cómo decir en LinkedIn que somos autónomos

2. Qué contar y cómo contarlo

  • El currículum de un autónomo en LinkedIn
  • El titular y extracto del LinkedIn de un autónomo
  • La foto de perfil en LinkedIn
  • La imagen de portada

 

Todos sabemos que LinkedIn es la red social orientada al mundo profesional, lo hemos oído y leído hasta la saciedad, pero ¿de verdad sabemos lo que eso significa? Y más importante todavía ¿sabemos cómo aprovechar el potencial de LinkedIn? A juzgar por lo que vemos en la red social, la respuesta mayoritariamente es no.

Las bondades de LinkedIn como trampolín laboral para un profesional por cuenta ajena son muy conocidas, pero la cosa cambia cuando lo que necesitamos son clientes, porque somos profesionales autónomos. En este artículo te contamos cómo debe ser tu perfil de LinkedIn de autónomo para que sea efectivo a la hora de establecer relaciones que acaben en venta o contratación de productos y servicios.

1. Cómo decir en LinkedIn que somos autónomos

Dejar constancia de que somos autónomos actualmente en nuestro perfil parece obvio pero es importante. Para hacerlo solo debemos editar nuestra experiencia desde nuestro perfil. Pulsamos el signo (+) y añadimos una nueva experiencia. En el campo “Cargo” podemos señalar que somos “autónomos” o “profesionales independientes”, ambos opciones existen en LinkedIn, así como ”Freelance”.

Llegado a este punto, resulta evidente que LinkedIn no está pensado para autónomos, al menos no su forma de reflejar la situación laboral, pues el formulario está totalmente enfocado a trabajadores por cuenta ajena. Lo siguiente que nos pregunta es por la empresa para la que trabajamos. Si nuestro negocio no tiene nombre lo mejor es que pongamos de nuevo “Autónomo” o el sector en el trabajamos.  

En los siguientes campos completaremos la ubicación, el tiempo que llevamos dedicados como autónomos y el titular. El titular es muy importante, pues resume la experiencia, conviene editarlo para poner una frase que suene bien y responda a quienes somos y a qué nos dedicamos (sector). Si no lo editamos se creará automáticamente convinando nuestro cargo y la empresa en la que trabajamos. De forma que según lo que hayamos puesto puede quedar algo como ”Profesional independiente en autónomo”, cosa que no tendría mucho sentido. Recuerda marcar “trabajo aquí actualmente”. Por último en la descripción podemos contar más profundamente a qué nos dedicamos.

 

 

*Consejo importante*

Recuerda que aquí estás contando a qué te dedicas actualmente. Presta atención a las palabras que usas en la descripción de tu experiencia como autónomo, esta es, junto con el titular, la parte más importante de tu perfil de LinkedIn, pues es la que LinkedIn tendrá en cuenta en las búsquedas. Usa palabras clave de tu sector y aquello que te diferencia en el campo “descripción”. Por ejemplo si somos transportistas sería interesante que, en la descripción, mencionásemos que tipo de trayectos hacemos o con qué tipos de licencias contamos.

2. Qué contar y cómo contarlo

Nuestro perfil de LinkedIn es un gran currículum, y un currículum sirve para encontrar empleo pero también puede servir para vender.

El currículum de un autónomo en LinkedIn

Es importante contar nuestra experiencia profesional ya que eso puede hacer que nuestros clientes confíen en nosotros. De forma inteligente, elegiremos aquella parte de nuestra trayectoria que sea relevante y que contribuya a generar la imagen de nosotros mismos que estamos buscando. No es necesario que lo pongamos todo, pondremos aquello que aporte valor.

En el mundo de los autónomos nos encontramos con que muchos profesionales se formaron en disciplinas que no tiene nada que ver con su negocio actual, incluso muchos profesionales que no han recibido formación alguna ¿es malo? En absoluto, habla de tu formación o de tu “no formación” sin tapujos.

*Consejo importante*

Siempre que sea posible, menciona a las instituciones en las que has estudiado, esto te facilitará mucho el camino para crear una amplia red de contactos. La mayoría de los centros de formación y universidades tienen perfiles en LinkedIn, por lo que a la hora de señalar que estudiaste allí, te permite escogerlas de una lista. Este sencillo paso te permitirá, entre otras cosas, poder añadir a tu red de forma directa a todos tus compañeros de estudios, ya que ellos habrán señalado el mismo centro y año de graduación que tú. Esto es algo que puede resultar muy interesante para establecer relaciones.

 

 

El resto del currículum lo componen nuestros “logros personales”, “idiomas” y “voluntariados”. Si los completamos, aparecerán en el perfil, si no, no se muestran. La sección de “logros” es interesante porque en ella podemos contar todas esas cosas interesantes sobre nosotros que nos hayamos podido mencionar. Certificaciones, premios, reconocimientos, diplomas, etc. Es importante que hagamos memoria en este apartado, pues no solo la educación reglada cuenta. Cursos de formación, jornadas y formación online son interesantes para esta sección. Pero recuerda, no es necesario contarlo todo, podemos omitir aquel curso de paellas, si no somos cocineros, o las clases de baile, si no nos dedicamos a las artes escénicas.

El titular y extracto del LinkedIn de un autónomo

Esta es la parte más importante de nuestro perfil, es lo que el 90% de los que lleguen a nuestro perfil leerán, sólo el 10% seguirá mirando nuestro perfil después de esto, por lo que tenemos que aportar información atractiva, que defina, sin rodeos, quienes somos y qué hacemos.

El reto del perfil de un autónomo en LinkedIn es doble, pues no solo tiene que definirse a sí mismo, también debe definir su negocio. El titular debe definir ambas cosas, quiénes somos y de qué va nuestro negocio. Algunos ejemplos de buenos titulares.

 

 

 

 

El titular debe reflejar nuestra condición de profesionales autónomos, o profesionales independientes, además del sector al que nos dedicamos y nuestra especialización concreta dentro del sector.

Debemos tener muy en cuenta el SEO dentro de nuestro perfil, sobre todo si pretendemos ganar clientes desde LinkedIn. Un buen titular nos va a ayudar a aparecer en las búsquedas que puedan realizar clientes potenciales.

El SEO es igualmente importante en el extracto de nuestro perfil. Aquí podemos profundizar en los aspectos más importantes de nuestro perfil profesional, siempre sin perder de vista las palabras clave de nuestro perfil: sector, especialización, grado de profesional. Pero no debemos olvidar ponerle corazón. El extracto debe hablar de lo mejor de nosotros mismos, como personas y profesionales. Os dejamos un buen ejemplo.

 

 

La foto de perfil en LinkedIn

El objetivo de la foto de perfil es ayudar a poner cara a la persona que hay detrás de cada perfil pero también transmitir transparencia y confianza. Tómate unos momentos para buscar una buena foto y si no la encuentras, espera a hacerte una buena foto para poner tu LinkedIn en funcionamiento, vale la pena.

Consejos para una buena foto de perfil en LinkedIn

  • Luminosidad: Busca un lugar con buena luz, y sitúate en frente de esa luz.
  • Encuadre: La foto debe abarcar desde la parte alta del pecho hasta la cabeza. Dejan un espacio alrededor de nosotros, lo que solemos llamar “aire”.
  • Entorno: Lo que nos rodea debe ser neutro, a poder ser una pared lisa de un color claro.
  • Gesto: Debemos ofrecer un aspecto amable, si sonreímos tenemos más de la mitad del trabajo hecho. Justo antes de hacer la foto, respira hondo, relájate y sonríe como si te fuese a salir el IVA a devolver este trimestre.
  • Filtros, efectos, capas: No tenemos nada en contra, pero no los aconsejamos. Huye de todo lo que le reste naturalidad a tu foto de perfil, blanco y negro incluído…

 

No                                                         Si

     

La imagen de portada es la que aparece en nuestro perfil detrás de nuestra imagen de perfil. Esta imagen solo se muestra cuando alguien está dentro de nuestro perfil, pero no por ello es menos importante.

La imagen de portada debe ofrecer un entorno amigable a quien se encuentre ojeando nuestro perfil, para que permanezca en él más tiempo. Además es una buena oportunidad para contar algo más sobre nosotros y sobre nuestro negocio. ¿Quiere esto decir que debemos poner otra foto nuestra? No, la foto de portada debe hablar de nuestro negocio.

Pensemos en esa imagen que cuenta, por si sola, a qué nos dedicamos.

 

 

¡Ya estás listo para triunfar en LinkedIn!

Ya tienes tu perfil, es hora de darle vida, llenarlo de contenido e incluirlo en tu día a día. Esto os lo contamos en otro artículo sobre técnicas y buenos hábitos del autónomo en LinkedIn.

 

No Comments

Post A Comment