¿Cuánto puedo facturar sin ser autónomo?

¿Cuánto puedo facturar sin ser autónomo?

Ser autónomo es una decisión que debe estar basada, principalmente, en la viabilidad económica. Sin tener en cuenta la bonificación a la que te puedes acoger de forma temporal, la cuota mínima de autónomo ronda los 275 euros, más aparte el resto de obligaciones fiscales que contraes al ser autónomo y que puedes ver al detalle en este artículo (linkar con: Los 7 gastos fijos del autónomo).

Hacer cuentas y darte cuenta de que no puedes permitirte ser autónomo es una realidad que viven muchos emprendedores o trabajadores freelance. Pero ¿hay plan “B”?

¿Puedo hacer factura sin estar dado de alta como autónomo?

Si quieres realizar trabajos para otras empresas o particulares, te exigirán una factura. Puedes y debes realizarla.

Como persona física puedes darte de alta en Hacienda rellenando el modelo 037, lo que te permitirá realizar facturas, con IVA, por tus trabajos. Ello no quiere decir que debas darte de alta en el RETA (Seguridad Social), y por consiguiente pagar la cuota de autónomo.

Aunque no seas autónomo, una vez entregado el modelo 037, debes hacer tus facturas, aplicando el IVA y la retención de IRPF correspondiente. Además, trimestralmente, deberás presentar las declaraciones de IVA en Hacienda.

¿Existe un límite de ingresos que se pueden facturar sin ser autónomo?

No existe una normativa clara al respecto. La Ley no establece que si facturas menos de determinada cantidad quedes exento de cotizar. De hecho lo que sí dice la Ley es que todos los trabajadores están obligados a cotizar.

Sin embargo, existen sentencias que generan una jurisprudencia clara que protege a aquellas personas que, sin superar el salario mínimo interprofesional, facturan por servicios sin estar dados de alta como autónomos. De estas sentencias se desprende que si no facturas más de 9080 euros al año, no debes darte de alta en el RETA.

Según la Ley, si existe habitualidad, es obligatorio cotizar. Este conjunto de sentencias considera que no hay habitualidad si no se supera SMI. ¡Pero cuidado! también hay sentencias en el sentido contrario que han derivado en multas. En definitiva, si, aunque no superemos el SMI, nuestra actividad tiene cierta regularidad, estaremos a merced del criterio del juez. Todo ello en el caso de que nuestra actividad sea detectada como irregular y nos sometan a una inspección.

Casos en los que podemos facturar sin pagar la cuota de autónomo

Como hemos visto, la clave está en la habitualidad, y para entender mejor este concepto vamos a ver algunos ejemplos.

Caso 1

María, da clases particulares en periodos de exámenes. Durante los meses de verano y en época pre exámenes tiene a varios alumnos que le pagan por sus clases particulares. En total factura al año alrededor de 1200 euros por esta actividad. María hace factura a sus alumnos sin estar dada de alta como autónoma ya que la actividad que realiza no es regular. Muchos meses no factura nada y además tampoco supera los 9080 euros de SMI.

Caso 2

Pedro es asistente del hogar. Acude una vez a la semana a casa de Juana para hacer tareas de limpieza y mantenimiento del hogar. En total Pedro factura a Juana 3500 euros en todo el año.

Una cifra que queda muy lejos de los 9089 euros de SMI. Sin embargo Pedro debe darse de alta en régimen de autónomos porque su trabajo es regular y tiene una clara habitualidad. Si no lo hace, tanto él como Juana pueden ser multados.

Caso 3

Laura hace años que dejó el ejercicio de su profesión, sin embargo la llaman para dar charlas y conferencias de forma esporádica y se las pagan muy bien. Al final del año, las conferencias le dejan un remanente de más de 10.000 euros, con lo que supera el SMI. ¿Tiene que darse de alta como autónoma? No. Laura lo hace de manera esporádica por lo que no hay habitualidad. Lo que sí debe hacer es declarar esos ingresos en su declaración de la renta (IRPF) si no quiere enfrentarse a una buena multa.

No Comments

Post A Comment