Cómo desgravarte el IVA de tu nuevo coche

Cómo desgravarte el IVA de tu nuevo coche

Si eres autónomo es posible que en muchas ocasiones utilices el coche para actividades relacionadas con tu negocio. De hecho es posible que el uso de tu coche sea casi exclusivo para tu actividad como autónomo. En esos casos no es descabellado pensar que deberíamos poder desgravar el IVA de la compra y gastos de mantenimiento del coche como autónomos. En este post despejamos todas tus dudas sobre cómo desgravar el IVA de tu nuevo coche, además de los gastos de mantenimiento.

La primera pregunta que tenemos que responder es la siguiente.  ¿Por qué nadie dice claramente si se puede deducir el IVA de la compra de un vehículo por parte de un autónomo? La razón es que es Hacienda quien que valora, a nivel particular de cada caso, si se puede desgravar el IVA y en qué porcentaje. Si eres autónomo y quieres deducirte el IVA de tu nuevo coche tendrás que demostrarle a Hacienda que el uso que le vas a dar es exclusivo para tu actividad.

Deducir el 50% del IVA del nuevo coche

Hacienda permite deducir el 50% del IVA de tu nuevo coche cuando se demuestre que se usa de forma profesional. ¿Cómo puedo demostrarlo?

  • Relación detallada de desplazamiento aportando documentación como la ubicación de los clientes (con factura de los clientes).
  • Tíquets de autopistas
  • Facturas de combustible
  • Agendas, e-mails y mensajes que acrediten citas con clientes
  • Albaranes de entrega de mercancias
  • Rotulación del vehículo con la señas de la empresa

Es curioso que tengas que demostrar la total vinculación del vehículo al negocio para que Hacienda te permita una deducción compartida de solo el 50%. La razón es sencilla, en estos casos sería imposible controlar que el coche no se utiliza además para cuestiones personales, por lo que Hacienda lo da por hecho.

Desgravar el IVA del nuevo coche al 100%

Si vas a por todas y estás dispuesto a debatir con Hacienda para lograr el 100% de tu IVA en la compra del coche, debes saber que estos son los casos en los que podremos desgravarnos todo el IVA.

  • Que el vehículo en cuestión sea mixto para el transporte de mercancias. Se trata de aquellos que sirven tanto para llevar personas como mercancías, ya sea al mismo tiempo o no. Furgonetas, furgones, y otros. 
  • Vehículos para la prestación de servicios de transporte de viajeros mediante contraprestación. Autobuses, minibuses, etc.
  • Que se trate de un coche, moto o camión para realización de prácticas de autoescuela.
  • Coches que se compran para ser alquilados a terceros.
  • Vehículo cuya finalidad sea la de hacer para pruebas, ensayos, demostraciones o promoción de ventas. Con estos vehículos los que no se puede circular.
  • Coches para desplazamientos profesionales de representantes o comerciales.
  • Vehículos que se utilicen para hacer rondas de vigilancia, en polígonos o urbanizaciones por ejemplo.

Si nuestro caso no está en esta lista podemos olvidarnos de conseguir el 100% del IVA. Y si lo está aun así tendremos que acreditar las circunstancias en cada caso.

Deducir los gastos en el IRPF

Además del IVA, la compra de un vehículo supone un desembolso que hemos de tener en cuenta en nuestra declaración del IRPF. Ello debería beneficiarnos en el balance final.

Gastos como reparaciones, combustible o peajes, están totalmente vinculados al vehículo. Si el vehículo está vinculado a la actividad empresarial, es lógico pensar que dichos gastos también lo están. Pues bien, es posible que si, pero prepárate para demostrarlo si fuera necesario.

Lo primero que debes saber es que para poder deducir estos gastos en el IRPF el vehículo debe estar contabilizado como un bien de la empresa. En este aspecto no se aceptan medias tintas como en el caso del IVA. O el vehículo se usa para la empresa o no. Esto significa que se pueden contabilizar el 100% de los gastos o nada.

Todos los gastos que se declaren relacionados con el vehículo deben llevar factura y haber sido realizados durante la jornada de trabajo. Estos son los gastos del vehículos que podemos imputar:

  • Combustible
  • Reparaciones mecánicas
  • Piezas y repuestos
  • Limpiezas
  • Peajes
  • Parkings

 

Actualmente el Tribunal Supremo está pendiente de fallar sobre el tema para eliminar esta arbitrariedad que se deriva del criterio de Hacienda. De esta forma se prevé que se aúne el criterio y no se analicen los casos de manera aislada. Estaremos pendientes de la sentencia para contarlo en el blog.

Consulta otros gastos de los que también te puedes ahorrar el IVA en nuestro post «40 gastos que puedes deducirte como autónomo en 2018».

No Comments

Post A Comment