¿Qué forma de convivencia en pareja beneficia al autónomo?

¿Qué forma de convivencia en pareja beneficia al autónomo?

Antes comenzar este artículo tenemos que dejar claro que somos conscientes que el amor. No tiene nada que ver con el dinero, pero si vamos a querernos y respetarnos de todas formas, hagámoslo de forma inteligente y elijamos unión que mejor convenga al bolsillo.

El autónomo es un profesional que es casi a la vez persona física y jurídica, por lo que las decisiones que toma en su vida personal suelen repercutir en su faceta profesional, y el matrimonio es una de las que más influye.

Cuando decidimos unir nuestro destino al de otra personas tenemos distintas formas de hacerlo. Podemos no hacer nada oficial, estar juntos como personas libres, viviendo (empadronados) bajo el mismo techo o no. También podemos inscribirnos como pareja de hecho o podemos casarnos. Si nos casamos además podemos tener régimen de gananciales (por defecto en en el territorio nacional a excepción de Cataluña) o régimen de separación de bienes. Conocidas las opciones vamos a repasar las ventajas e inconvenientes de cada una de ellas. Es muy importante destacar que cada Comunidad Autónoma puede aplicar variaciones al código civil. Por eso, antes de tomar una decisión, hay que consultar las particularidades de nuestro territorio.

 

Decidimos no casarnos

Si decidimos no contraer matrimonio, los bienes y deudas de cada uno no se comparten con el otro y cada uno rinde con Hacienda por su parte.

 

Vamos a inscribirnos como pareja de hecho

Las parejas de hecho tienen algunas ventajas con respecto a las que conviven sin más, ya que pueden obtener pensiones viudedad siempre y cuando se haya convivido durante 5 años o más.  Esta es casi la única ventaja para un autónomo (o cualquier otra persona). Ser pareja de hecho no permite hacer la declaración de la renta conjunta por ejemplo ni se comparten bienes o responsabilidades sobre deudas.

 

Está decidido, nos casamos

El matrimonio, ya sea por el rito católico o por lo civil, si presenta algunas ventajas para los autónomos. Decidamos casarnos en gananciales o separación de bienes, existe un ventaja muy importante, ya que aunque el matrimonio por si solo no presenta ninguna deducción, a la hora de hacer la declaración de la renta (IRPF) cabe la posibilidad de hacerse conjunta de forma que las retribuciones de ambos se reparten, lo vemos con un ejemplo:

María gana 30.000 € al año

Juan gana 0 € al año

Si hacen sus declaraciones de la renta por separado María tendrá que pagar un 30% de IRPF mientras que Juan pagaría un 0%

Sin embargo si la declaración de la hacen conjuntamente se entiende que cada uno gana 15.000 €, por lo que se les aplica un 24% en lugar de un 30%. 

En caso de estar los dos trabajando con retribuciones similares es posible que hacer la declaración por separado sea más ventajoso, ya que las deducciones, como las hipotecarias, se aplican a cada uno y el resultado es un mayor ahorro. Además, existe la deducción por tributación conjunta que de hasta 3.400 €.

 

Otra de las grandes ventajas del matrimonio hace referencia al impuesto de sucesiones, y aunque es distinto en cada comunidad, en todos los casos presenta ventajas frente a no estar casado.

 

Pros y contras de cada unión

Veamos ahora qué régimen nos conviene más repasando pros y contras de cada uno.

Si nos casamos en separación de bienes obtenemos una gran ventaja con respecto a la responsabilidad. Los autónomos son responsables de bienes presentes y futuros, y si se contrae una deuda, y tenemos separación de bienes, el cónyuge no es responsable de esta deuda y por lo tanto no pueden embargar sus bienes. Si por el contrario tenemos gananciales, los bienes obtenidos en conjunto desde el matrimonio, es decir, los bienes comunes pueden ser utilizados para responder ante terceros. En caso de tener separación de bienes, si nuestro cónyuge es embargado, y se ejecuta el embargo sobre un inmueble común, el acreedor puede obligar al cónyuge a vender su parte del inmueble para que pueda ejecutarse el embargo por orden judicial, sin libertad para fijar el precio.

En definitiva, el matrimonio es la forma de unión que mayores ventajas ofrece, tanto a autónomos como a cualquier otra persona. Sin embargo, dentro de los regímenes matrimoniales, el autónomo debe tener en cuenta que el ejercicio de su actividad puede derivar en responsabilidades de las que responde con sus bienes, y en este caso la separación de bienes es una forma de proteger los bienes de nuestro cónyuge.

No Comments

Post A Comment