Fórmate y desgrava los gastos del curso como autónomo

Fórmate y desgrava los gastos del curso como autónomo

La andadura como autónomo te enseña muchas cosas acerca de gestión, finanzas, ventas, dirección de empresas o marketing, entre otros. Pero ello no quiere decir que tengas que renunciar a seguir formándote, sobre todo si puedes deducirte el coste de dicha formación como un gasto y desgravarte el IVA.

Afianzar nuestros conocimientos, renovarlos y sumar a nuestras habilidades es una inversión y una estupenda estrategia para hacer crecer nuestro negocio. Por todo ello, realizar cursos de formación, grados, post grados, ciclos o másteres mientras desempeñamos nuestra actividad profesional siempre es buena idea. Pensando en los trabajadores y empresarios en activo, existen horarios adaptados para que todos podamos seguir mejorando nuestra formación y la incompatibilidad no sea la excusa. Tampoco el gasto debe ser la excusa, ya que todo lo gastado en formación puede ser computado como gasto en los resultados de nuestro negocio y además puedes desgravarte el IVA, ya sea formación pública o privada.

Requisitos para deducirse el gasto en formación

Los autónomos pueden desgravarse lo gastos en formación, sea cual sea el nivel de la misma siempre que se cumplan estos dos requisitos:

Que la formación esté relacionada con la actividad que se ejerce
Que el curso se realiza estando dado de alta en el RETA

¿Qué formación está relacionada con mi actividad?

Esto es muy relativo, como ya estaréis imaginando. Es evidente que si eres fotógrafo autónomo, no puedes deducirte un curso de cocina. Pero ¿puedes deducirte un curso sobre finanzas y administración? Nadie puede negar que este es un campo común a todos los autónomos, sin embargo dependerá del criterio del inspector fiscal si finalmente el gasto es aceptado o no. Nosotros os aconsejamos que para salir de dudas consultéis con un asesor experto en autónomos, vuestro caso concreto. Los asesores son quienes pasan estos gastos a Hacienda y por ende quienes seguramente han visto un caso similar con antelación.

Tened en cuenta que lo importante es que la formación tenga relación con vuestra actividad diaria, más que con la clasificación profesional, pues en caso de sufrir una inspección lo importante es poder justificar con nuestras tareas del día a día que el curso si tiene relación con nuestro trabajo. Por ejemplo, siguiendo con el caso del fotógrafo. Si un fotógrafo se deduce el gasto de un curso de diseño gráfico y debe justificarlo ante una inspección, lo importante que acredite que recibe peticiones de trabajos en los que necesita dichos conocimientos.

Cómo deducir el gasto en formación

Para deducirse los gastos derivados de un curso de formación tenemos que acreditar dicho gasto en la declaración del IRPF. El importe del curso contará como un gasto más. De esta forma el importe se restará de los ingresos obtenidos en el ejercicio, lo que significa que pagaremos menos impuestos ya que declararemos una cifra de beneficio menor.

Cómo desgravar el IVA de cursos de formación

Además de computar el importe del curso como un gasto, puedes pedir la devolución del IVA del curso, en caso de que no esté exento. La formación reglada, es decir, aquella que está dentro de los Planes de Estudios del Ministerio de Educación, ya sea pública o privada, está exenta de IVA. Sin embargo, cursos, charlas y jornadas formativas consideradas como “no regladas” si llevan IVA, concretamente un 21%. Puedes recuperar este dinero en tu declaración trimestral de IVA, computando este IVA como IVA soportado para que te sea devuelto en compensación con el IVA repercutido.

Recuerda que para obtener la devolución del IVA de este y otros gastos debes solicitar factura y pagar con un medio de pago electrónico.

No Comments

Post A Comment