La jubilación del autónomo, una pensión decente es posible

La jubilación del autónomo, una pensión decente es posible

En España, casi 9 de cada 10 autónomos cotizan por la base mínima. Esta baja cotización ofrece menores gastos fijos en el día a día, o mejor dicho, en el mes a mes; pero trae consecuencias a la larga. La pensión de los autónomos es de media 300 euros más baja que la de quienes han trabajado por cuenta ajena. Y esto es consecuencia de la base de cotización que elegimos.

¿Qué es la base de cotización?

La base de cotización es la cantidad que pagamos a la Seguridad Social para aportar a la hucha que en el futuro nos dará acceso a prestaciones como paro, maternidad, incapacidad o jubilación. Cuánto más aportes, más percibirás en el futuro.

Los autónomos, a diferencia de los asalariados, pueden decidir si quieren aportar más o menos. Resulta muy tentador aportar lo mínimo para tener más liquidez en el presente, pensado: «Seguro que mi “yo” futuro tiene un plan B». Pues la verdad es que no, a no ser que contrates un plan de pensiones, tu “yo” futuro solo tiene plan A, y es la pensión pública.

¿Cómo afecta la base de cotización a la pensión del autónomo?

En el pasado, antes de las Reforma de las Pensiones, bastaba con aumentar la base de cotización los últimos 15 años de actividad, que eran los que contaban para calcular la pensión. Pero actualmente, tras la reforma, entran en juego dos condiciones orientadas a que los autónomos no puedan poner en marcha esta estrategia.

  • A partir de los 47 años no eres libre de cambiar la base de cotización cuando quieras
  • En los próximos años, hasta 2022, el periodo sobre el que se calcula la pensión va creciendo paulatinamente hasta los últimos 25 años. Por ejemplo para quien se jubile en 2018, se tendrán en cuenta los últimos 22 años cotizados.

Pero no todo van a ser malas noticias. Con la nueva Ley de Autónomos, hasta los 47 años podemos cambiar la base de cotización cuatro veces al año, a través de un sencillo trámite. La podemos cambiar cuatro veces, cada tres meses. Es decir, la podemos cambiar en Abril, en Julio, en Octubre y en Diciembre.

Cómo ajustar la base de cotización para conseguir una pensión decente

En los comienzos de cualquier negocio, es importante reducir al máximo los costes fijos, al menos en los primeros dos o tres años, hasta el que el negocio se consolide, es importante contener el gastos. Por lo que nuestra recomendación, si tienes menos de 40 años y acabas de comenzar tu negocio como autónomo, es que te acojas a la base mínima, si es posible incluso a la tarifa plana de 50 euros el tiempo que puedas. Cuando tu negocio lleve dos o tres años en marcha ya serás capaz de hacer una previsión de cómo serán los siguientes dos años, y así podrás saber cuánto puedes subir tu base de cotización.

A partir de este momento, con un negocio estable y en el ecuador de nuestra vida, lo ideal, ya que además la nueva ley nos lo permite, es ir ajustando la base a nuestros ingresos, de forma que mantengamos unos beneficios estables y una base de cotización que nos asegure el bienestar de mañana.

A partir de los 45/46 años, es recomendable aumentar la base de cotización hasta, aproximadamente 500 euros al mes, manteniéndola hasta el momento de la jubilación.

¿Cómo puede un autónomo conseguir la pensión máxima?

Para conseguir la pensión máxima los autónomos deben cotizar desde los 30 años, sin interrupción, y subir su cuota de autónomo hasta las 500/600 euros (dependiendo si cotizan también por Cese de Actividad y Enfermedades Profesionales) a partir de los 42 años. Hay que tener en cuenta que este es un cálculo orientativo y que está sujeto a nuevas reformas de las pensiones, que seguro van a producirse…

¿Cómo se calcula la jubilación del autónomo?

Si tienes 65 y medio, en 2018 puedes jubilarte. Para calcular tu jubilación tendrán en cuenta los últimos 22 años trabajados. Ya hayan sido como autónomo o no. El cálculo se realiza conforme a la base de reguladora que se haya tenido en los meses que computan para la jubilación. La base reguladora puedes consultarla en tu informe de vida laboral. Con esta información y accediendo a la herramienta de cálculo de la Seguridad Social puedes calcular tu pensión.

 

No Comments

Post A Comment