Qué son los gastos de manutención de autónomos

Qué son los gastos de manutención de autónomos

Con la nueva Ley de Autónomos, cada café, desayuno o comida que haces fuera tiene un porcentaje de IVA que puedes recuperar en concepto de gastos de manutención. Para comprobar realmente de cuánto dinero podemos estar hablando, hemos analizado la situación de un grupo de autónomos de diferentes sectores. El objetivo es obtener una cifra realista sobre lo que un autónomo puedo ahorrar en IVA al cabo de un año.

 

¿Qué son los gastos de manutención?

 

La nueva Ley de Autónomos aprobada en Octubre y que entrará en vigor en Enero de 2018, prevé que los autónomos puedan desgravar el IVA de sus gastos de manutención. Estos gastos engloban los consumos realizados en establecimiento de hostelería de lunes a viernes y durante el ejercicio de la actividad profesional. Desde un café hasta una comida, siempre y cuando se cumplan estos tres requisitos:

  • No superen los 26’67 € al día en España, 48’08 € en el extranjero.
  • Si se pernocta fuera el máximo es de 53’34 € en España, 96’16 € en el extranjero.
  • Se abonen con medios de pago electrónicos.
  • Se justifiquen con factura (que no ticket).

 

¿Cuánto puedo ahorrar al año con los gastos de manutención?

 

Teniendo en cuenta que el máximo diario a deducir son 26’67 €, imaginemos que todos los días alcanzamos ese máximo. Con solo desayunar, tomar un café a media mañana y comer fuera lo habremos alcanzado. El IVA en establecimientos hosteleros es del 10%, por lo que al día podemos deducirnos 2’66 € de IVA. En todo el año 2018, que tendrá 251 días laborables, podremos deducirnos, solo en gastos de manutención 667’66 euros. Esta cifra no tiene en cuenta otros gastos deducibles como transportes, noches de hotel y viajes al extranjero. Con todo ello no resulta complicado ahorrar 1.000 € de IVA en todo un año.

 

gastos manutención autónomos

¿Cómo justifico los gastos de manutención?

 

Para justificar los gastos de manutención y obtener así el IVA a nuestro favor, debemos presentar factura. La factura se diferencia del ticket o factura simplificada, que es lo que nos dan en cualquier establecimiento, en que la factura identifica al vendedor y al comprador de forma completa, con nombre o razón social y CIF o NIF. Además deben tener fecha, número de factura, base imponible, tipo de IVA e importe total.

En establecimientos de hostería no es común que puedan hacernos una factura en el momento del consumo, pues no suelen tener estructura para ello, pero si queremos obtener el reembolso de IVA deberemos pedirla. Una posible solución es pedir una factura recapitulativa a final de cada más, que recoja los consumos que hemos hecho en el local a lo largo de todo el periodo. Para que esta factura sea válida debe contener todos los conceptos que se están facturando, no sirve un concepto genérico como pueda ser “consumos de noviembre”.

Sin duda este es el mayor obstáculo con el que nos vamos a encontrar a la hora de justificar los gastos de manutención, sobre todo en los primeros meses. El sector hostelero puede necesitar un tiempo para reaccionar a esta nueva necesidad de sus clientes autónomos, pero estamos seguros de que encontrarán la forma de dar respuesta y el colectivo autónomo sabrá recomendar este esfuerzo. Al fin y al cabo si cerca de nuestro lugar de trabaja tenemos dos restaurantes, uno que nos facilita el tema de las facturas o otro que no ¿a cuál iremos?

No Comments

Post A Comment