Consejos para trabajar desde casa como autónomo

Consejos para trabajar desde casa como autónomo

Consejos para trabajar desde casa como autónomo

Los trabajadores autónomos que trabajen desde su casa deben organizarse para ser 100% productivos. También deben estar al día de todas las novedades que se produzcan en la Ley de Autónomos. Por ejemplo, que desde enero de 2018 hay nuevos gastos de manutención y suministros que pueden deducirse del IRPF. Te contamos todo lo que debes saber para trabajar desde casa de forma eficiente.

Trabajar desde casa como autónomo implica una serie de cuestiones que parecen obvias pero conviene recordar. Crear un espacio cómodo para trabajar y marcarse un horario es vital. Otros factores a tener en cuenta son la definición de prioridades o mantener las cuentas en orden. Todo ello lleva a ser más productivo, pero también es importante ahorrar lo máximo posible.

El primer paso es comunicar a Hacienda que se trabaja desde casa, convirtiendo la vivienda habitual en domicilio fiscal. Ahora ya se pueden deducir los gastos que están relacionados con el lugar de trabajo.

Consejos para deducir gastos como autónomo en casa

En primer lugar, es importante saber que nunca se debe declarar más del 50% de la vivienda al trabajo. No es lógico y podría suponer una inspección de Hacienda. Si el trabajador autónomo se muda, debe comunicar a la Agencia Tributaria el cambio de domicilio.

Si se trabaja como autónomo desde casa puede deducirse una parte proporcional de los intereses de la hipoteca y la amortización del inmueble. También son deducibles los gastos de comunidad, el seguro del hogar, el IBI y otros impuestos asociados a la vivienda. En el caso de vivir de alquiler, hay que solicitar un contrato de local comercial.

En cuanto a los suministros, no se pueden deducir todos. Los más habituales son el teléfono y el sistema de recepción de Internet. Desde principios de 2018 hay nuevos gastos de manutención y suministros que podrán ser deducidos del IRPF, pero sólo en un 30% de una parte proporcional de la vivienda, estos son luz, agua y gas.

Nueva deducción de suministros para autónomos

La nueva Ley de Autónomos marca los suministros deducibles para los autónomos que trabajen desde su casa. Son todos aquellos que tienen relación con el negocio, como la electricidad, el agua, el gas, el teléfono o Internet. La ley prevé una deducción del 30% de los suministros sobre el porcentaje de la vivienda destinada a la actividad. Se aplica sobre la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda destinados a la actividad respecto a su superficie total.

Tomamos como ejemplo un despacho que ocupa 13 metros cuadrados en una vivienda de 100 metros cuadrados. Los 13 metros sería el porcentaje de la vivienda destinado a la actividad profesional. Aplicamos el 30% al porcentaje, y el resultado es 3,9%. Esa es la cantidad que se puede deducir en el IRPF del importe de las facturas de suministros de este despacho. Más información de cómo calcularlo en nuestro post Calcula qué porcentaje de los suministros puedes deducirte como autónomo.

La nueva Ley de Autónomos también contempla que este porcentaje de deducción sea mayor en casos especiales. Para ello, el trabajador autónomo tiene que demostrar que su actividad merece una mayor deducción. El problema radica en que todavía no han sido estipulados los medios con los que puede quedar demostrado.

Si te decides a trabajar desde casa elabora un plan, un horario y organiza todos tus gastos para exprimir hasta el último euro.

No Comments

Post A Comment