Los mejores países de Europa para ser autónomo

Los mejores países de Europa para ser autónomo

Los mejores países de Europa para ser autónomo

El “Doing Business: Igualdad de Oportunidades para Todos”, es un informe del Banco Mundial que  analiza las medidas que favorecen o empeoran la actividad empresarial en cada país. Este estudio marca los mejores y los peores países para trabajar como autónomo. Estos son los cinco mejores lugares de Europa para ejercer como autónomo.

Ser autónomo en Dinamarca

La lista de los mejores países europeos para ser trabajador autónomo la encabeza Dinamarca. Puedes darte de alta como autónomo de forma online, y registrarse es gratis. No se pagan cuotas mensuales, ya que el pago de impuestos va en función de las ganancias, entre el 25 y el 50%. Y hay que partir de la base de que la educación en este país es totalmente gratuita, también para los estudiantes europeos, facilitando el poder quedarte a trabajar tras finalizar los estudios. Sin duda, ser autónomo en Dinamarca es muy buena idea. 

Los autónomos en Reino Unido

Este es también un estupendo país para trabajar como autónomo. Para empezar, si tienes unos ingresos inferiores a 6.879 euros, no tienes obligación de cotizar. Si las ganancias superan esta cantidad, se paga en función de los beneficios obtenidos a lo largo de todo el año. Otro aliciente añadido es que a la hora de montar una empresa no se exige un capital mínimo para constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada.

Condiciones de autónomos en Alemania

Los alemanes también se lo ponen fácil a los trabajadores autónomos. Si trabajas por cuenta propia en este país deberás pagar un seguro médico. La cantidad oscila entre los 150 y los 200 euros. En cuanto a la cotización, está en función de lo que se facture. Con unos beneficios superiores a 1.700 euros, se paga una cuota de 140 euros al mes. Si se es menor de 30 años, o no se factura más de 17.500 euros al año, no es necesario pagar el IVA. Una desventaja es que para montar una empresa es preciso desembolsar un capital de 25.000 euros.  

Ser autónomo en Portugal

El país vecino es un buen lugar para ser autónomo. Un trabajador luso por cuenta propia no ha de pagar cuotas mensuales. Tampoco es obligatorio que abone el IVA. Hasta aquí las ventajas, porque los impuestos son muy elevados. Los autónomos portugueses pagan en torno al 24% en impuestos, siendo uno de los porcentajes más altos de la Unión Europea. A pesar de todo, ser emprendedor autónomo en Portugal es una buena idea. 

Hacerse autónomo en Francia

Los autónomos franceses, durante su primer año de ejercicio, no tienen que efectuar ningún tipo de pago. Además durante esos doce meses reciben de forma gratuita la asistencia sanitaria. También tienen cubierta la jubilación o la incapacidad temporal. Una vez finalizado el primer año la cuota a pagar se basa en un baremo que se establece en función de los ingresos y de la actividad laboral. Además, y de la misma manera que sucede en Reino Unido, en Francia tampoco es necesario pagar un capital mínimo para constituir una Sociedad de Responsabilidad Limitada.

 

Tags:
No Comments

Post A Comment