Tipos de autónomos y sus características

Tipos de autónomos y sus características

¿Estás planteándote darte de alta como autónomo? Te contamos los tipos de autónomos que existen en España. Así podrás despejar dudas que tengas o ver en qué modalidad podrías desarrollar tu actividad profesional.

En España hay seis grupos de autónomos según las características de la actividad que realizan y su encuadramiento fiscal y laboral. Éstos son:

Trabajadores autónomos

Es el grupo que históricamente ha sido identificado con el término “autónomo”. Incluye a aquellos trabajadores que de manera habitual gestionan un pequeño negocio actividad profesional, pudiendo tener o no trabajadores contratados. Existen dos subcategorías en este grupo:

– Los autónomos que cotizan por actividades empresariales en el impuesto de actividades económicas, como, por ejemplo, taxistas, transportistas o autónomos que tengan un comercio de hostelería, un taller, una peluquería o que se dediquen a la construcción y al mantenimiento. Generalmente cotizan por módulos (IRPF en estimación objetiva).

– Artistas y deportistas que conforman un grupo especial en el impuesto de actividades económicas, que incluye a personas dedicadas a actividades artísticas, deportivas o taurinas.

Profesionales autónomos y freelance

Son los trabajadores que se dedican a profesiones liberales incluidas en el listado del IAE (impuesto de actividades económicas) en el que conviven dos grandes grupos:

– Profesionales autónomos que suelen estar colegiados como, por ejemplo, los arquitectos, los abogados, los médicos o los economistas. En ocasiones no cotizan directamente en el régimen de autónomos, sino a través de las mutualidades de sus colegios profesionales.

– Profesionales autónomos que no suelen estar colegiados como, por ejemplo, programadores, diseñadores, traductores o pintores.

En ambos casos, en función del tamaño del negocio, pueden tener o no trabajadores a su cargo, así como establecimiento. La realidad es que la mayoría trabajan desde casa y sin empleados. Esta situación da lugar al término freelance para hacer referencia a este grupo de autónomos. Casi todos cotizan por el IRPF en estimación directa simplificada y supone una opción de autoempleo con mayor nivel de ingresos.

Autónomos societarios

Profesionales y trabajadores autónomos cuyos negocios tienen una cierta dimensión y que cuentan con un mayor número de trabajadores contratados y/o que se acaban constituyendo como una sociedad. De esta manera, se reducen los impuestos a pagar por los beneficios y limita su responsabilidad al patrimonio de la sociedad. Se conocen también como autónomos societarios.

Dentro de la sociedad que constituyen suelen ejercer el cargo de administrador, por lo que están obligados a cotizar en el régimen de autónomos. Si la empresa tiene un cierto tamaño suelen dedicarse a las tareas directivas. Se dice que el empresario autónomo es el resultado de trabajadores y profesionales autónomos exitosos.

Trabajadores autónomos económicamente dependientes

Son aquellos autónomos, trabajadores o profesionales que facturan a un solo cliente el 75% o más de sus ingresos. Además, no pueden tener trabajadores a su cargo. Ahora están más protegidos, pero deben firmar con la empresa un contrato de trabajador autónomo económicamente dependiente.

Autónomos Agrarios

Los autónomos que se dedican a actividades agrícolas y forman parte de un régimen especial de cotización: “SETA”, Sistema Especial para Trabajadores por Cuenta Propia Agrarios. El importe de su cotización mensual a la Seguridad Social es ligeramente inferior al de un autónomo normal.

Otros tipos de autónomos

Se incluyen situaciones especiales de trabajadores y profesionales autónomos:

  • Autónomos colaboradores: son el cónyuge o familiares de autónomos hasta el segundo grado de consanguinidad que colaboran en el negocio habitualmente.
  • Socios trabajadores de cooperativas de trabajo asociado que hayan optado por cotizar en régimen especial de trabajadores autónomos.
  • Los comuneros o Socios de comunidades de bienes y sociedades civiles irregulares.
  • Socios industriales de sociedades regulares colectivas y comanditarias.

Ahora que ya sabes qué tipos de autónomos existen, estás un paso más cerca de convertirte en autónomo. Y cuando te decidas, en Nomo estaremos para ayudarte a gestionar todo el papeleo 😉

No Comments

Post A Comment